jueves, 3 de mayo de 2012

Valverdín. Con botas y a lo loco.

Una constante que produce una impotencia general, nos lleva generando una acumulación de objetivos que ya empieza a desbordarse. El mal tiempo nos lleva acosando desde hace más de un mes, convirtiéndose en una rutina desapercibida hasta el punto de que la observación de la predicción meteorológica empieza a carecer de sentido.
No obstante, algún día, esta constante nos deja una tregua de breve duración para aliviar en cierta manera nuestros impulsos.
Valverdín, otro pueblo del norte de León, cerca de Cármenes, cerca de las Hoces de Vegacervera, envuelto en un paisaje de montaña. En un valle que se orienta de este a oeste  y detrás del pueblo, hayamos una de las paredes con más empuje en la tradición de la escalada leonesa. Orientada hacia el sur. En esta época del año, cuando el sol todavía no abrasa y las presas con el frío nos hace disfrutar de su buena adherencia, esta escuela nos enseña toda su calidad.
Vías para no aburrirse, escalada peculiar. Variedad y dificultad, la que se quiera. Un ejemplo para muchas escuelas.
Nosotros, a lo nuestro. Siguiendo nuestro entrenamiento, compatibilizando los gatos con las botas rígidas. Quizás dé resultado. No lo sabemos, pero disfrutamos mogollón...







Para que no se queje nadie, las botas siempre con suela limpia, por el bien de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada