martes, 30 de marzo de 2010

"Palabras Reales"

Bueno, aquí va una reflexión, de hace ya bastante, para comerse un poco la cabeza. Es un escrito que acabo de pescar de mis archivos y ya que estoy pasando un momento un poco agónico debido a una oposición, pues que menos que poner algo descarnado, un poco oscuro y que dependiendo de cómo se enfoque puede decir mucho, ahí va...

Se llama "Palabras Reales":

Las cosas vuelven del fin al principio, y es inútil comprender porque todo revierte en un ciclo que se mantiene vivo e infinito.
Todo a pesar de las quejas en el camino, todo a pesar de los baches y las circunstancias inusuales que ya están escritas.
De paseos vividos se hace el camino y de pensamientos al azar nacen nuevos destinos.
Todo esfuerzo lleva a un juego, que en su desarrollo se llega a la esencia de la vida que no deja de ser otra cosa que un medio estancado sin llegar a un objetivo.
La vida en si misma es la esencia de las cosas. La comprensión es banal, que a duras penas se puede descifrar. En eso consiste el juego. La partida está servida, se juega con apuestas que se creen importantes pero que siguen siendo juegos de la infancia, absurdos pero que divierten. No te dejas la vida en ellos. Nunca te la dejas. Son juegos flexibles y controlables. Sin riesgo alguno. Se puede jugar y las discusiones son internas en un entramado eterno. El riesgo, el mismo riesgo lo tienes que buscar jugando a perder voluntariamente.
Se intenta perder, se busca un fin que te lleve a lo desconocido, a una novedad por la que vivir. Pero eso es imposible. Los límites están marcados y en eso se basan las reglas, esas reglas establecidas.
Quiero buscar adentro, pero no logro alcanzar el fin. No logro alcanzar ese sueño tan real que no puedo definir. Lo tengo tan cerca y a la vez tan poco palpable. Difuso. Pero aun así se lucha por él. Por qué. Por qué se lucha por algo que no se conoce...
Quizás estemos muy lejos de conocer las realidad, quizás estemos en el camino equivocado. Inocentes de nosotros. Con un “sin más”, nos veremos, aunque no sepamos donde. Espero que se haya disfrutado de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada