miércoles, 29 de octubre de 2014

Espolón Norte, Peña Santa de Castilla

El martes 28, con un día impresionante (parece mentira casi en noviembre), escalamos este murallón que es la norte de la Peña Santa, esta vez por su espolón norte.



Se trata de una vía larga, aunque salvo los tres primeros largos, toda ella se puede recorrer en ensamble ya que aunque de lejos parezca inexpugnable hay todo un sistema de llambrias y viras que van ascendiendo poco a poco (sin superar en ningún caso el III o III+) hasta desembocar en la arista cimera.

El primer largo arranca en una rampa característica de unos 40 m. Su dificultad no es muy alta (IV+ quizás V-) aunque hay varios pasos de adherencia sobre una roca fría que te dejan las manos y pies insensibles... En este largo hay un par de clavos además de tres en la reunión, justo debajo de un pequeño desplome.



El segundo largo sale superando este desplome (V, pasos protegidos con dos clavos, uno de ellos con un cordino largo) y luego con tendencia a la izquierda se van enlazando fisuras y roca más o menos rota hasta llegar a una reunión incómoda, si se pasa de ella y se supera otra pequeña barriga a su izquierda se llega a una terraza muy cómoda donde hay un puente de roca con cordino (55 m). En este largo hay unos 4 clavos.



La tercera tirada sale desde esta terraza hacia la izquierda a coger una canal. Se sigue por terreno muy roto recto hasta un corto muro de IV que da acceso a una vira de derecha a izquierda (hay un cordino en un puente de roca). Si se sigue esta vira hasta el final se llega a una cómoda terraza (reunión con friends).



A partir de aquí hay que tirar hacia arriba buscando las viras y llambrias, siempre teniendo el paredón que baja desde la cima de la peña como referencia. En ningún caso debería pasar de III+. En la parte superior podemos salir por la variante directa (V+) o por la izquierda (III+/IV) a través de unas canales que desembocan en la arista cimera.



En cuanto a los tiempos, para que tengáis una referencia, nosotros llegamos a pie de vía en 3'30 h, 2 h de escalada hasta la cima y otras 3 h desde la cima hasta el coche (bajando por la canal estrecha, haciendo los rápeles). El material que usamos fueron tres friends medianos, 8 cintas, una cuerda de 60 m y algún empotrador mediano.

No nos cansamos de subir a esta montaña, su lejanía, su carácter alpino, su compromiso, las vistas que hay desde su cima,....En invierno o verano nos sigue atrayendo una y otra vez, imaginamos en ella nuevas líneas sintiéndonos muy pequeños bajo su umbría cara norte.